TAG | donación

Feb/13

25

Pildorín estrena traje! Y apadrinamiento… Gracias ALOHA!

Hola soy Pildorín Anestesio Positorio, lo que mis amigos me llaman Pildorín o mas pequeñito Pi. Hoy ha sido mi primer día de hospi con mi traje nuevo y mi sombrero lleno de números, algunos cuelgan y otros se salen. No sé si también al final tendré la cabeza llena de números como los políticos, ji ji ji. He tenido el humor, perdón, el honor de trabajar con Caracola que no bebe Cocacola y es un amor. Me he sentido muy bien con esta vestimenta nueva que a creado Aloha y una chica muy simpática para Sonrisa Médica y para mí.

En el Hospital,  Rubén, un chico muy especial, en seguida se ha dado cuenta de mi atuendo y eso me ha alegrado muchísimo. Luego un enfermero, Sergio, me ha dicho que iba muy guapo y se me ha subido el rojo del corazón a la cara. Después le hemos cantado una canción muy bonita a Roberto, con parálisis cerebral, que estaba ingresado en Uci porque lo habían atropellado y con su mano totalmente vendada hasta la muñeca nos saludaba (era un gran esfuerzo!). Tenía los ojitos muy hinchados pero creo que nos veía un poco entre sus pestañas. Le acompañaba probablemente su madre y cuando le preguntamos con mucho cariño: – cómo estan ustedes? la madre contesta sin dejar de soltarle la otra mano a Roberto y con una sonrisa en la boca; – biennnn!

Me conmueve ver gente con tanta fuerza.

Gracias Aloha por el apadrinamiento y colaboración con sonrisa médica

Bienvenidos a un mundo de sonrisas.

· · · ·

Ago/10

31

Unos padres simpáticos

Estamos en el hospital de Manacor, haciendo la ruta habitual, cuando al salir de la zona de Rayos, nos encontramos con una pareja, padre y madre, que está esperando en el pasillo. Están esperando que les toque el turno para entrar. Empezamos un juego con ellos que captan en seguida. Imitamos sus gestos y movimientos, como si hubiera un espejo entre ambos. La pareja nos sigue el juego, les hace gracia y se ríen.

Un poco más tarde, siguiendo nuestra ruta por el hospital, los encontramos de nuevo en la habitación de Magdalena. Son sus padres. Mi compañero, empieza a cantar una canción “Déjame”. Yo intento explicar que me quiero casar con él a toda costa, cueste lo que cueste. Cosa que él no está de acuerdo, dice que su madre no le deja. Y así empezamos una absurda “discusión” entre nostros. La gente se ríe.

Salimos de la habitación discutiendo y sin haber aclarado si nos casamos o nos “cansamos”. Entonces los padres nos llaman para hacernos una foto. También quieren darnos dinero como muestra de agradecimiento. Les explicamos que la mejor manera de ayudar es haciendo una donación o haciéndose socio. Les damos una tarjeta con todos los datos y les explicamos cómo pueden hacerlo. El padre nos felicita, una vez más, por nuestro trabajo y por la labor que estamos llevando a cabo.

¡Que bonito!

·

Theme Design by devolux.nh2.me
***************ocultar1************** --> ***************ocultar4************** -->